• Ana Barraza

ORANDO EN LA PLAYA

Updated: Jul 2, 2019



Esta temporada del año se presta para llevar a cabo más actividades al aire libre. Y de eso te puedes aprovechar para entablar una relación constante con Dios a través de la oración como dice San Pablo, “oren en todo tiempo (Ef. 6, 18)”. Te ofrezco el siguiente ejercicio espiritual al estar en la playa:


Escoge un lugar en donde te puedas parar tan siquiera por un momento breve (¡o largo!) y escuchar el sonido del agua del mar o del lago. Al estar ahí, presta atención a que tu postura sea cómoda para que no te distraiga del momento. Luego, mientras respiras a propósito y profundamente, date cuenta de la presencia de Dios que ha creado el mar, los lagos, el agua, la arena.


Respira de nuevo y ahora presta atención a los sonidos de tu alrededor. Repitiendo en tu mente “¡Cuán grandes son tus obras, oh Señor, (Salmo 92,6a)” puedes agradecerle a Dios ese momento mientras piensas en Él, en Su creación volviendo a repetir el salmo. Respira una vez más y recuerda que tú eres obra de Dios y agradéceselo a Él repitiendo el salmo en tu mente. Reconócete amado por Dios mientras respiras, escuchas, agradeces y estás en la playa.


Puedes concluir ese momento de oración diciendo en tu mente: ¡Amén! Mientras respiras conscientemente una última.


Que el Dios que hizo el cielo y la tierra te llene de bendiciones este verano. Amén.

This ministry is dedicated to our Mother Mary Most Holy for the greater glory of  God as we strive to be faithful to the teachings of the Catholic Church.

© 2019-2020, Ana Barraza.