• Ana Barraza

SÓLO POR HOY

Durante este tiempo de pandemia, vale recordar el vivir un día a la vez, o de día en día, que más o menos vendría siendo parecido al proceso de “Solo por Hoy” que se usa con los jóvenes del programa Alateen.

Ese proceso me ha sacado adelante en la vida cuando me siento atorada por diferentes razones como el haber muchos errores, el sentirme abrumada por la situación, o hasta el pensar que no puedo salir adelante durante el día. Siempre aunado a la oración llena de confianza en Jesús, me recuerdo a mí misma que hay momentos en la vida como estos del virus que se deben vivir paso a paso, poco a poco, día a día. Confiando en Jesús, orando, ¡Jesús, en Ti confió!


Entonces, aquí les comparto una lista a modo de “Solo por Hoy” para estos tiempos tan desconcertante:

  • Pensaré bien de mí misma(o) me daré permiso de cometer errores dándome cuenta que no lo he hecho a propósito sino que es en realidad un error, que nadie es perfecto y que a veces se me va la onda y ya.

  • Conservaré en mi mente la imagen de la persona feliz y sonriente que soy y que disfruta reír a carcajadas al disfrutar los momentos alegres de la vida, regalitos de Dios

  • Recordaré que la vida no es perfecta ni constante, que sólo Dios es eterno, que Él es el único que es el mismo, que Dios no se muda

  • Perdonaré 70 veces 7 y le entregaré a Dios esos sentimientos de enojo y disgusto sin juzgar sabiendo que el perdonar me beneficia más a mí que nada

  • Oraré de la siguiente forma para mantener en forma mi mente y espíritu:

† Al inhalar: Sólo Dios es eterno,

† Al exhalar: no mis errores.

† Al inhalar: Jesús es el Salvador,

† Al exhalar: no yo.

† Al inhalar: El Espíritu Santo es la Sabiduría,

† Al exhalar: no es mi llamado saberlo todo.

† Al inhalar: Dios me ama tal y como soy

† Al exhalar: ¡en este preciso momento!

† Al inhalar: Gracias Señor

† Al exhalar: ¡Gracias, Señor!

This ministry is dedicated to our Mother Mary Most Holy for the greater glory of  God as we strive to be faithful to the teachings of the Catholic Church.

© 2019-2020, Ana Barraza.